Artículos

Los países del mundo están discutiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), proceso que ha sido decidido en el marco del documento “El futuro que queremos” resultado de la Conferencia de Desarrollo Sostenible de Rio+20 llevada a cabo en Río de Janeiro el año 2012. Es así que la propuesta boliviana sobre los ODS es presentada en este documento, sin embargo desde un enfoque diferente que es el análisis respecto a los enfoques de los países del mundo para superar la pobreza. El documento concluye en que no es posible superar la pobreza con el actual paradigma de desarrollo que sigue fragmentando la realidad social, ambiental y ecológica y que no construye nuevas relaciones de los seres humanos con la naturaleza.

La participación de René como Jefe de Delegación en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y representante de Bolivia en la discusión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Naciones Unidas, le da una ventaja singular que es la de contar con una visión panorámica de lo que viene sucediendo en el mundo respecto a estas temáticas. Esta visión global y la capacidad analítica de René le han permitido elaborar un documento que nos permite entender de forma comparativa cómo el mundo entero está enfrentando las temáticas más complejas del mundo moderno: la pobreza y el cambio climático.

El documento de René Orellana denominado “desarrollo con pobreza o la pobreza del desarrollo” se constituye en un texto de consulta indispensable para entender los actuales desafíos que enfrentan los países del mundo respecto a lograr desarrollo sostenible en un contexto de cambio climático, o lo que para Bolivia significa la construcción el desarrollo integral para Vivir Bien en armonía y equilibrio con la Madre Tierra en un contexto de progresivo calentamiento global.

Este texto presenta un análisis exhaustivo respecto a las principales acciones que están tomando los principales países del mundo para luchar contra la pobreza y a la vez combatir las consecuencias del cambio climático, y también nos presenta la nueva arquitectura del poder económico y las nuevas redes de dependencia que se vienen
construyendo en el planeta. El análisis no hace más que reforzar la conclusión de que los paradigmas actuales de desarrollo pese a que han logrado reducir la cantidad de población pobre en el mundo no logran erradicarla y no son capaces de superar paralelamente los problemas del cambio climático.
Bolivia tiene una visión propia de desarrollo integral para superar la pobreza del desarrollo o el desarrollo con pobreza. El objetivo de Bolivia se basa en la premisa de que no podemos calcar los modelos desarrollistas y consumistas de los países desarrollados, de lo contrario conduciríamos hacia crisis peores y por supuesto agravaríamos la crisis climática. Entonces, el Vivir Bien supone construir un horizonte civilizatorio que trascienda los paradigmas actuales que solamente
conducen a generar más pobreza.

El documento analiza las características de la emergencia de países del sur y las relaciones económicas y de poder que se están tejiendo en el sur, así como los potenciales que éstas tienen para construir proyectos de desarrollo en el sur, y que pueden tener impactos importantes en la reducción de la pobreza y en acciones contra el cambio climático.

La propuesta es la de avanzar en la “Construcción Colectiva de Bases Materiales y Espirituales en Armonía con la Naturaleza para Vivir Bien”. Se trata de construir una visión del mundo y del “desarrollo” enmarcada en una visión de la naturaleza, donde lo social y lo natural busquen un equilibrio que permita el Vivir Bien. Como sostiene el autor: “no es cuestión de promover simplemente un economicismo pragmático y funcional que mida el éxito en el marco de un acelerado y sostenido
crecimiento económico; sino de articular este último a una dimensión donde se unen lo social/cultural y la dimensión natural, promoviendo la felicidad, el Vivir Bien, en armonía con la naturaleza”.

Este documento analiza las limitaciones de las propuestas sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible que se basan en visiones convencionales de desarrollo, en enfoques que continúan fragmentando la realidad, y donde la prioridad es básicamente social quedando ignorado el tema ambiental, y cuando lo toma en cuenta es simplemente
para profundizar las propuestas de la “economía verde”, hecho que ha sido criticado por Bolivia en diferentes foros internacionales como una propuesta de mercantilización de la naturaleza.

Finalmente, este texto realiza el análisis de la propuesta boliviana para los ODS en el marco de los objetivos de desarrollo integral para Vivir Bien planteados en la Ley No. 300 Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para Vivir Bien, como una propuesta que se ha incubado en nuestro país pero que puede constituirse en una respuesta global para superar las limitaciones de los actuales modelos de desarrollo.

Es así que René Orellana ha realizado una de las más valiosas contribuciones para entender el contexto en el que se debaten los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que dirigirán las políticas públicas mundiales en los próximos años.

René Orellana Halkyer

 

Positive SSL